Yin yoga

Relajación, energía y concentración

La primera vez que probé yin yoga pensé “como no lo había probado antes”….Pero es que el Yin Yoga es una disciplina de reciente creación como tal,  aunque esté basada en los principios de filosofías y técnicas milenarias basadas en la MTC (Medicina Tradicional China) y la meditación budista. La conexión con la MTC, por el énfasis en el trabajo energético al estimular los meridianos  del cuerpo. Por otro lado la conexión a la meditación budista es evidente, por la tarea meditativa de Anapanasati (ubicada en la concentración). Por tanto, el Yin Yoga relaja y trabaja la concentración. Las posturas, basadas en asanas de Hatha Yoga, son sostenidas mucho más tiempo, entre 3 y 5 minutos. A veces más (6 minutos) a veces menos (1-2 minutos dependiendo de la dificultad).

Qué hace el Yin Yoga por nosotros

Si queremos responder a la pregunta de qué hace el yin yoga, deberíamos preguntar a cada practicante de yin yoga, ya que es una práctica individual en la que cada una/o tiene una historia que contar. Pero en términos generales, diríamos que cuando hacemos Yin Yoga:

  1. Relajamos el cuerpo a través de las posturas y la respiración. Se trabajan posturas de estiramiento durante varios minutos (de media 3), por lo que el trabajo a nivel de fascias  es muy intenso, aportandonos flexibilidad y nutrición. Al relajar el cuerpo, relajamos la respiración y en definitiva hay una relajación completa. Por ello es una práctica muy recomendada a personas que tenga un nivel alto de estrés. Para mantener la postura tanto tiempo, es importante el uso de tacos,mantas o  bolsters (como en la foto), de forma que llegamos a estar suficientemente cómodas/os en la postura. De esta forma, no hay dos personas que hagan la postura de igual manera. Cada una/o encuentra la postura justa.
  2. Hacemos un trabajo energético, porque activamos meridianos con el estiramiento prolongado.  Al activar meridianos estimulamos el flujo energético hacia todo el cuerpo y todos los órganos.
  3. Hacemos un trabajo meditativo, porque durante la postura entramos en meditación. Una meditación más basada en la concentración, que nos prepara para un meditación más profunda, ya sea en los sentidos, en las emociones o los pensamientos.

Suelo recomendar Yin Yoga combinado con Hatha Yoga o Vinyasa, ya que este aporta fuerza y resistencia, complementandose las dos prácticas perfectamente.  Incluyo clases de yin-yang yoga, en la que se trabajan ambas modalidades.  En esta entrada, te hablo de las diferencias yin-yang con más detalles.

Te animo a probarlo…..me dirás que cómo no lo has probado antes. Días y horarios de las clases de Yin Yoga aquí.

Talleres de yin yoga y meditación de 2 horas todos los meses. Infórmate aquí.

 

Natalia Lagares

Directora de Udana Yoga y profesora de Hatha y Yin yoga

Magazine